EN LA DIESTRA DE DIOS PADRE ENRIQUE BUENAVENTURA PDF

El Padre: Un viejo Alcalde de indios. La Madre: Y, en fin, alguna otra gente Maruchenga: De esa que cae al abismo El Pajarraco: De esa que aplasta al que puede. El Hijo: O de esa que pisan todos La Nodriza: Y entre la yerba se muere.

Author:Mujora Nilrajas
Country:Moldova, Republic of
Language:English (Spanish)
Genre:Finance
Published (Last):22 November 2011
Pages:50
PDF File Size:18.50 Mb
ePub File Size:11.22 Mb
ISBN:818-5-75526-657-2
Downloads:46794
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Vudohn



Yo me llamo dice su nombre de actor y en esta mojiganga hago el papel de San Pedro. Todo el mundo se serena cuando me pongo a cantar, porque donde canto yo, silencio Yo me llamo dice su nombre de actor y en esta mojiganga hago el papel de la muerte. Sale el abanderado y se da comienzo a la mojiganga. Por fuerza tiene que estar sucio. Sigue hablando entre cajas. Calle la boca, hermanita, no diga disparates. Hemos estao de malas con esta cosecha. A los ricachones se les golpea el codo y abren los dedos del pie.

Toma el agua, entelerido. A Peralta. A callar todos. Sin pecado concebida. No he sentido este olor ni en el monte ni en las jardineras, ni en el Santo Templo de Dios Pero prosigan pa adentro, que la buena voluntad es lo que vale Peralta, hermanito, a que no adivinas lo que he visto. He visto, con estos ojos que se ha de comer la tierra, la despensa llena.

Del palo largo cuelgan los tasajos de solomo y de falda, de tocino y de empella. En la escusa hay por docenas de quesitos y bolas de mantequilla Yo lo he visto y tocao y olido y saboriao El viejo limosnero y el leproso lo llevan. Yo voy a llenar unos canastos pa llevarle algo a los vecinos. Van saliendo. Desde ese descansito podremos observar lo que pasa. San Pedro sale rezongando. Encuentra la bolsa de monedas.

Son onzas del rey Corre completamente curado. Peralta, Peraltica Dame la mano. Lo ha obligado a tocarse la cara. Sale, grita dentro. Entra de nuevo. Tengo ojos y hasta narices y boca como todos los cristianos En este momento la Peraltona se asoma y oye.

Los dineros, Peralta, son tuyos. Dios se los pague. Hace, Peralta, tus peticiones. Lo segundo Lo tercero Es que es hasta falta de respeto. Va a salir con un disparate gordo! Pues, bueno. Lo dicho, dicho. Sigue rezongando mientras suben al cielo. Es que no veo por onde camino. Ya no se encuentran buenas servicialas en este pueblo. Maruchenga pone las cajas en el suelo. Con el espejo. Hasta novio puede que levante. Ya no se puede poner uno nada. Ha puesto monte en el garito. Lo van a pelar.

Ora juegan dao, ora monte-dao, bis-bis, cachimona, ruleta, a ver si con el cambio de juego lo tumban, pero nada. Y ellos echando pestes y reniegos. Pero mano que echan, mano que pierden Pero yo de nada me suplo El que echa los ases y el recadero del rey que arrima. Que el rey lo mandaba llamar. Yo me asomo por una ventana y cuando veo Sale, grita afuera. Pero las onzas No les dejaba un desquite..

Tiene la escoba gastada de tanto vuelo. Caramba que hay necesitaos en el mundo. Aparece la muerte. Mira toda la plata que tengo; hay que dejarla bien repartida. Fiesta de la muerte. Viene el Leproso convertido en culebrero y algunos "dotores". Con pociones y purgantes y lavativas la hemos desterrao.

El Viejo Limosnero y la Mujer bailan una danza de la muerte.

CAVALLINI 30 CAPRICES PDF

Enrique Buenaventura

.

FC15 COPIER PDF

.

Related Articles